domingo, 15 de abril de 2012

TUTORIAL PHOTOMODE, CAPITULO 3/8: EL OBJETO DEBE RESPIRAR.

Esta es una de las normas a las que menos atención se suele prestar y que suele arruinar cientos y cientos de imágenes incluso a los fotógrafos más experimentados.
La idea es que el objeto de la fotografía, aquel que deseamos resaltar debe dejar márgenes a su alrededor para poder respirar. 
Un objeto que prácticamente limita con los extremos de la
fotografía queda encerrado, como agobiado, es una imagen que en el fondo transmite un poco de angustia.
 Si por el contrario nos excedemos dando espacio al objeto corremos el riesgo de conseguir que aquello que deseamos fotografiar quede en un segundo plano y pase de protagonista a secundario, a sentirse perdido dentro de la misma imagen y por tanto a convertirse en un nuevo error para nuestro historial.
 Lo ideal es tratar de conseguir que el coche ni quede encajonado, ni perdido y si nos es posible consiga transmitirnos hacia donde quiere dirigirse.

Aquí nuestro Pagani Zonda R respira por todos sus ángulos, dejando incluso un mayor espacio libre hacia arriba, justo donde no encontraría oposición alguna, hacia el cielo.
Este fabuloso Shelby Cobra es un precioso coupe clásico descapotable, es un coche que se vende por la posibilidad de no sentir un techo encerrándonos sobre nuestras cabezas, luego al fotografiarlo hay que mantener dicho espíritu y dar la máxima libertad a la zona superior. Hemos conseguido una foto muy bella.
Y en esta última foto? Hemos destrozado el Shelby Cobra, lo hemos recortado sin sentido.. ¿O no? Realmente el coche y la sensación de movimiento nos muestran hacia donde se dirige de forma clara, hemos conseguido fotografiar sus intenciones, la foto es perfecta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta sobre esta noticia...

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...