martes, 1 de mayo de 2012

RECOMENDAMOS, LA NUEVA COMPARATIVA: LAMBORGHINI AVENTADOR LP700-A VS PAGANI HUAYRA (PARTE 1/2)

COMPARATIVA POR: RACING MAROTOSPORTS

Parece mentira que tengamos una comparativa de dos super deportivos italianos y que ninguno de los contrincantes tenga un “cavallino” en su frontal. Pagani es, a día de hoy, un fabricante de “sueños” de reconocido prestigio por todo el mundo gracias a maravilloso Zonda. Pero a éste ya le tocaba el relevo que ha venido bajo el exótico nombre de Huayra. Lamborghini no tiene nada que demostrar. Desde su entrada en el grupo VAG no ha hecho más que mejorar su imagen y el último producto que ha salido de la factoría de Santa Agatha es la prueba más fehaciente de ello.


Ciao Zonda, Ciao Huayra
Trece años han pasado desde que el Pagani Zonda debutó en 1999. En su momento, supuso un buen soplo de aire fresco entre dos superdeportivos de la época. Probablemente lo que más se recuerde de él sea, además del sonido de su motor Mercedes Benz, la originalidad de su línea, tanto exterior como interior. Con esas premisas, Horacio Pagani, el creador de la marca puso en marcha el proyecto Huayra y desde luego, viendo las lineas del coche, se ve claramente de donde han sacado la inspiración.
El frontal con las lagrimas negras que obran de faros, recuerda tremendamente a su predecesor. Pero en este caso se ha suavizado mucho el perfil y se muestra mucho más limpio. La parte inferior está casi libre de carrocería. Hay aberturas por todas partes que dejan paso libre al aire para que pueda hacer su labor aerodinámica y de refrigeración. Para que los “agujeros” no estropeen la línea, dicha zona está pintada en negro, ofreciendo una imagen de depredador con la boca abierta. Realmente al ver aparecer el Huayra por nuestro retrovisor, sólo nos entran ganas de quitarnos de enmedio.

La línea lateral es seguramente la más discreta de este Pagani. El habitáculo está menos desplazado hacia adelante que en su antecesor y hace que el perfil sea más equilibrado. Hay una total ausencia de cualquier aditamento aerodinamico, que dícho sea de paso, cada vez abundan menos en lossuper deportivos, al menos, en estado de reposo…

La parte posterior es la parte más cambiada respecto al primer modelo de Pagani. Solo se conserva la original salida cuádruple de escape marca de la casa. Las aristas no existen y la simplicidad de los elementos, junto a los pequeños detalles, hacen que su trasera sea maravillosamente elegante.

Este coche está vivo
Quizá, una de las cosas que más llama la atención de esta maravilla es su sistema de aerodinámica activa. Ya estamos acostumbrados a ver como deportivos y no tan deportivos tienen alerones o spoilers que salen a partir de una determidada velocidad. Todo para asegurar que las diferentes partes del coche tienen el apoyo (Downforce) suficiente para que el coche no salga volando. Hasta aquí todo normal, pero en el caso del Huayra, ha hecho honor al origen de su nombre, un Dios del Viento y los huracanes, y posee un sistema que utiliza el flujo de aire a su antojo para que la eficacia aerodinámica sea máxima en todo momento.


Tenemos untotal de cuatro flaps, dos delanteros y dos traseros, que están en movimiento constante. Además, lo hacen de forma independiente: Si tomamos una curva a derechas, selevantan elflap delantero y el trasero derecho; Si la curva es a izquierdas, hacen lo oportuno los de dicho lado; Si una vez lanzados en una recta pisamos el freno, se levantan los cuatro a su posición más alta ejerciendo su trabajo como aero freno.




Si bien, al conducir por primera vez el coche la sensación es un poco rara, luego pasa totalmente desapercibida. Eso sí, estoy seguro que el afortunado dueño del Huayra será lo primero que le enseñe a sus “colegas” cuando les de una vuelta.
Un toro en Fibra de carbono

A diferencia del Pagani, que no conoce las lineas rectas, el diseño del Aventador está hecho a base de rectas que se cruzan unas con otras. El resultado es espectacular. El coche es rápido, lo parece y quiere que sepas que lo es. Tengo que admitir que me gusta y mucho. Es tremendamente agresivo y en el fondo me recuerda a la sensación que tuve la primera vez que ví el Countach.

Las lineas de la carrocería, fabricada en carbono como el chasis, están en basadas en el Reventon. Las entradas de aire de forma poligonal están por todas partes pero aún así el coche no pierde para nada la elegancia. El frontal es muy anguloso y tiene “cortes” en todos los paneles.

Si nos vamos a la linea lateral, comparado con su contricante, se aprecia una mayor complejidad en las lineas. Los voladizos son mayores, tanto delante como detrás, pero la linea es espectacular. De hecho si ponemos uno al lado del otro, parece que, a priori, el Lambo es más rápido, aunque sólo lo parece…

A pesar de que el Aventador le saca casi 20 cm en longitud, la distancia entre ejes es mayor en el Huayra. El resto de dimensiones, tanto la altura como la anchura son prácticamente calcadas. Incluso el tamaño de los neumáticos es igual.


Yo tambien tengo alas, pero menos…
Al igual que el Pagani, sólo que con menos complejidad, el Aventador también tiene un sistema de aerodinámica activa. En este caso, consiste en un spoiler posterior que se eleva cuando adquirimos cierta velocidad para darnos más apoyo y en unas aberturas laterales similares a las que tenía el Murcielago para aumentar la refrigeración del motor.
Esto es un coche o una nave
Podría pasarme horas haciendo fotos al interior del original Huayra. Es realmente original e incluso ostentoso. Tiene detalles por todas partes que no recuerdan a ningún otro coche y que hacen al piloto sentirse dentro de algo muy especial.

El interior es una mezcla de cuero, aluminio y fibra de carbono. Desde el diseño de los altavoces hasta el display es todo muy “Pagani” y de todo menos discreto. Habrá gente a la que le guste y otra mucha a la que le resulte excesivo, pero sin duda es muy original.

Si nos vamos al Aventador, todo vuelve a la normalidad. Aunque también espectacular es mucho más discreto que su compañero. Todo está colocado en su sitio, en este punto se nota la germanización del marca.

En la consola central, tenemos todos los mandos habituales, pero hay uno que llama la atención: El botón de puesta en marcha. Al igual que en los cazas de combate tapando el botón de la munición, en el caso del Lamborghini, tenemos una tapa roja queda acceso al botón de arranque. Es la nota de color del habitáculo y, para mi gusto, cien por cien acertado.

El display me recuerda mucho al magnifico cuentarrevoluciones del Lexus LFA. En este caso con colores más extridentes, pero es perfecto para darnos toda la información necesaria cuando estamos pilotando.

En definitiva tenemos dos maravillas que demuestran que utilizando soluciones muy diferentes los italianos siguen mandando en esto del diseño.

Hasta aquí, todo lo referente a la linea tanto exterior como interior. Para el próximo artículo, por fín, nos pondremos en marcha. Yo ya lo estoy deseando…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta sobre esta noticia...

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...