lunes, 13 de octubre de 2014

ANÁLISIS A FONDO DE FORZA HORIZON 2 (VERSIÓN XBOX ONE)


"Abre los ojos" 
"Independientemente de cuantas ventas y premios consiga, o incluso cuantos jugadores logre convencer esta primera vez, Horizon ha sentado un precedente, en el que una nueva entrega sólo podrá mejorar las cosas con todo lo aprendido en esta experiencia (ya que recordemos que Horizon nació como un “simple” experimento, sin vistas de una saga junto a Motorsport desde el principio) y le depara por ello un futuro brillante."
Análisis a fondo de Forza Horizon, 22 de Noviembre de 2012.

Hace dos años cerrábamos así el análisis del primer Forza Horizon. Todos conocemos el dicho sobre las segundas partes, pero especialmente en videojuegos sabemos que no tiene por qué ser cierto, y en el caso de Forza Horizon 2, había mucho en juego para demostrarlo. 

Forza Horizon fue una sorpresa mayúscula en 2012, un spin-off de tipo mundo abierto de una de las sagas más prestigiosas de simuladores en consola como es Forza Motorsport, y que convenció tanto a crítica como usuarios de una forma espectacular.

Tras demostrar su potencial, llega su esperada secuela dos años más tarde, puliendo y mejorando el concepto original tras haber aprendido y experimentado con el primero, y el resultado, como ya os podemos adelantar, es quizás uno de los mejores juegos de automovilismo jamás hecho. Así de alta está la apuesta. ¿Queréis saber por qué? Empezamos sin más dilación el análisis a fondo de Forza Horizon 2.


¿Render? No. Así es como luce Horizon 2.

Como en el primer Horizon, el juego es la combinación de la colaboración entre Playground Games (recordemos, un estudio formado entre otros por ex-miembros de Codemasters, Bizarre Creations, Sightly Mad Studios o Criterion Games entre otros, en otras palabras, expertos en el tema) y cómo no, Turn 10 Studios. Pero en esta ocasión otro estudio se suma a la ecuación, Sumo Digital, que ha desarrollado la versión de Xbox 360, destinada a los que no pueden o no quieren aún hacerse con una Xbox One.


 HISTORIA 

Horizon 2 parte de una premisa aún más sencilla que la del primer Horizon. Esta vez el Festival Horizon se celebra en Europa, (entre el norte de Francia y el sur de Italia). Tras un vídeo introductorio con imágenes reales narrado por una voz femenina que casi pone la calificación PEGI del juego en +18, llegaremos en un ferry al puerto de Castelletto en Italia, montados ya en un Lamborghini Huracán, coche portada y protagonista del juego en esta ocasión. Deberemos llevar nuestro Lamborghini por las carreteras rumbo al festival, a ritmo de "Liberate" de Eric Prydz, mientras vamos adelantando a otros coches y empieza a caer la noche. Esto sirve a modo de tutorial introductorio.

Y esto es sólo la intro...

Una vez lleguemos al festival, nos recibirá Ben Green, organizador del festival (y al que pone voz Fernando Cabrera, al que muchos reconoceréis como Chris Griffin de Padre de Familia o Sheldon Cooper de The Big Bang Theory), y nos emplazará a disfrutar de la noche y prepararnos para lo que nos espera al día siguiente.

Ya por la mañana, podremos elegir nuestro primer coche, a escoger entre EEUU con un Chevrolet Camaro SS del 69, Japón con un Toyota Supra RZ de 1998, o Europa con un BMW Z4 de 2011, para hacer posteriormente un breve campeonato de 3 carreras que sirve a modo de ronda clasificatoria para participar en el festival.

Siendo Europa, lo suyo es el Z4... pero es muy predecible, ¿verdad?

Una vez clasificados para participar en el festival, pondremos rumbo a Castelletto, la ciudad donde empezamos, para correr en nuestro primer campeonato, compuesto por cuatro carreras. Aquí conoceremos a Ashley, la mecánica del festival (doblada por María Blanco, a quien muchos reconocerán como Daenerys Targaryen de Juego de Tronos), quien se ocupará de modificar nuestros coches y restaurar los coches abandonados que vayamos encontrando.

Según vayamos realizando estas primeras carreras, iremos desbloqueando elementos del juego, como mismamente el modo foto, que no está disponible en la carrera inicial con el Huracán, ciertas emisoras de radio que comentaremos mas tarde, las concentraciones de coches, o la posibilidad de unirnos a un club.

Los campeonatos en el juego funcionan de forma simple. Hay seis lugares en el mapa en los que se van desarrollando, y en cada lugar, tendremos disponible siempre un garaje con feria del automóvil para todas nuestras necesidades.

Cada campeonato está configurado con pruebas adaptadas al coche que elijas.

En cada uno de los seis lugares hay un total de 28 campeonatos, si bien para avanzar al siguiente lugar solo es necesario realizar uno de ellos, con cuatro carreras cada uno. Estos 28 campeonatos se agrupan en 10 categorías generales, dentro de las cuales habrán varios subcampeonatos. Por ejemplo, tenemos una categoria de compactos y posteriormente subcategorías para compactos clásicos, nuevos, y supercompactos, representando así cada tipo de coche del juego (de hecho, cada coche tiene asignada una categoria representando a cada campeonato, de forma que sepamos en qué tipo de campeonato puede correr simplemente mirando en el garaje).

Una vez acabemos un campeonato en uno de los lugares, tendrá lugar un evento especial de exhibición, algo ya visto en el primer Horizon, y se basa en competir contra algo poco ortodoxo, como un conjunto de cazas, un tren, o incluso un gigantesco avión de carga.

 ¿Un Fulvia contra un tren clásico? No deberia sorprender a estas alturas algo así.

Con el evento de exibición completado, podremos ir al siguiente lugar, pero mediante un viaje por carretera y no de forma automática, por lo que deberemos desplazarnos hasta allí con nuestro coche dentro de un margen de tiempo acompañados de otros drivatares que se dirigen allí, aunque no es una carrera ya que no hay ganador, y el tiempo es de sobra para llegar al siguiente destino e incluso podemos explorar un poco de camino.

Una vez hayamos ganado 15 campeonatos, tendremos acceso a la Final Horizon, donde competiremos con el resto de finalistas en una larga carrera que nos llevará por todo el mapa. Si conseguimos ganar, aparte de recibir el correspondiente trofeo, se nos concederá el honor de poder decidir a dónde se dirige el víaje por carretera, de modo que podremos escoger en qué ciudad queremos disputar nuestro siguiente campeonato, hasta que hayamos completado todos los campeonatos del juego. 


 GRÁFICOS 

El juego, aprovechando la potencia extra de Xbox One, nos brinda el apartado gráfico next-gen que ya pudimos ver en Forza Motorsport 5, pero refinado y ampliado, y pese a bajar de 60 a 30 FPS como ya hiciera el primer Horizon, a cambio no sólo se mantienen los 1080p nativos de resolución, si no que ganamos una distancia de dibujado colosal, en la que podemos ver desde un punto fijo lugares alcanzables a decenas de kilómetros, un antialiasing MSAAx4, de los mejores vistos hasta ahora en un juego, que nos garantiza una imagen limpia y con apenas dientes de sierra, siendo de hecho uno de los detalles que más llaman la atención al jugar por primera vez, la nitidez de la imagen, continuando así el legado del primer Horizon, que también pudo presumir de ser uno de los mejores juegos de Xbox 360 en cuanto a calidad visual.

Si no os parece suficientemente impresionante, imaginaos además con lluvia.

Durante el día veremos como el sol va cambiando su posición, haciendo que las sombras del escenario y coches se proyecten en consecuencia, incluso las nubes proyectan sombra en el escenario, lo cual suele ser señal de que se avecina tormenta. Al caer la noche veremos como los pueblos y ciudades de la costa mediterránea se llenan de luces de colores y fuegos artificiales, dando un aspecto y ambiente muy distintos. También veremos como los globos que sobrevuelan el área del festival se iluminan al encender el quemador. Además entran en juego los faros de los coches, ya que en carrera podremos ver desde la vista interna cómo los faros de nuestros perseguidores iluminan nuestra cabina, y desde la vista externa los veremos reflejados en la trasera de nuestro coche, lo cual es una señal inequívoca de que tenemos que aumentar el ritmo si no queremos ver como nos adelantan. Incluso al acercarnos a una luz u hoguera, veremos como ésta ilumina y refleja esa luz en nuestro coche y el entorno, por lo que cada detalle cuenta a la hora de fabricar la iluminación final en cada momento.

Como pega se podría decir, al igual que ya ocurría en Forza Motorsport 5, el filtrado de texturas empleado hace que hace que las líneas de la carretera y otros detalles se vean borrosos a pocos metros por delante de nuestro coche. O también el ya clásico popping de los juegos de mundo abierto, algo inevitable debido al sistema de carga dinámica de elementos que usan este tipo de juegos.

Pero por supuesto, no todo acaba en el apartado visual estrictamente. Además del retorno de la noche, elemento ya introducido en el primer Horizon, tenemos por primera vez en un título de la franquicia Forza, y tras mucha espera, la climatología dinámica, que hace su debut en Horizon 2, y como es de esperar, a lo grande.

¿Project Gotham Racing 5? En alma, prácticamente.

Tan pronto empiece a nublarse, empezaremos a ver las primeras gotas caer, que se reflejarán incluso en el modo foto, irán encharcando progresivamente todo, y veremos cómo nuestro coche se llena de gotas de agua, mientras que todos los limpiaparabrisas se activan automáticamente, despejando los cristales de agua según se mojan. Y en cuanto las nubes empiecen a dispersarse y la lluvia cese, veremos como el asfalto empieza a secarse progresivamente y de forma muy realista. Estos aspectos recuerdan mucho a la representación de la lluvia en Project Gotham Racing 4, y es que tenía que notarse la presencia de miembros de la difunta Bizarre.

Si, esto sigue sin ser PGR5. Bueno, en nombre al menos.

También es destacable la introducción de otro detalle visual que muchos agradecerán: la suciedad. Ya en Forza Motorsport 5 nuestro coche ya se manchaba con motas negras típicas de conducción en circuito, pero en el mundo abierto de Horizon 2 veremos nuestro coche lleno de barro y tierra, en cuanto abandonemos la calzada y nos adentremos tierra adentro. Incluso el humo de las ruedas al salir a fondo o derrapar ha sido mejorado, ya que se aprecia mayor cantidad y un comportamiento más realista de este, aplicándose también al polvo levantado al circular por pistas de tierra. 

¿Que mejor que un 4x4 lleno de barro por el sur de Francia?

En definitiva queda demostrado que el motor gráfico creado para Forza Motorsport 5 y utilizado aquí en Horizon 2 resulta muy solvente ante cualquier tipo de situación. Es realmente increíble lo bien que luce el juego, con momentos en los que resulta extremadamente bonito (amaneceres y atardeceres, o al empezar a despejarse el suelo tras una lluvia), y todo esto tiene muchísimo más mérito cuando se tiene en cuenta todo lo que el motor ha de mover y mostrar en pantalla, y a una tasa de FPS que no desciente en ningún momento, estable como una roca, lo cual siempre ha sido seña de identidad de la saga.




 SONIDO/MÚSICA 

Como es de esperar en Forza, especialemente en Horizon, centrado en los festivales de música, el sonido es clave para obtener una experiencia lo mas envolvente posible. Empezando por los sonidos, disfrutaremos de todo un espectro dedicado precisamente a hacernos sentir que estamos ahí.

Los coches, como es tradición, suenan como uno espera, no sólo cada motor en cada coche, teniendo en cuenta las modificiaciones pertinentes, si no el sonido de los neumáticos al derrapar, de los limpiaparabrisas al funcionar, de los festivales al acercanos, incluso acercarnos a una casa y oír al perro ladrar al coche que llega. No echaremos en falta nada que no sea natural que pueda estar ahi.

De hecho, hasta en las opciones podremos ver ese cuidado al sonido, dejando no sólo configurarlo al gusto según que tipo de sonido, como siempre, si no incluso elegir directamente un preajuste basado en qué queremos oir mas, el coche, la música... más completo imposible.

¿No aguantas al locutor y quieres oir sólo música? Adelante.

Y hablando de la música, por supuesto Horizon 2 no decepciona. Rob da Bank, de la BBC, repite como encargado de seleccionar la música del juego tras el gran éxito en el primer Horizon, trayéndonos una grandísima lista de éxitos del dance, techno, drum & bass... con grupos para casi todos los gustos, como pudieran ser Chromeo, CHVRCHES, Roots Manuva, etc.

Además de las tres emisoras básicas del festival, representadas esta vez por Horizon XS, donde encontraremos indie y rock alternativo, Horizon Bass Arena, dedicada al electro, house y techno, y Horizon Pulse, con una selección de pop, nu-disco y electrónica, se juntan nada menos que cuatro emisoras adicionales, que iremos desbloqueando según avancemos el juego, Innovative Leisure Radio, que nos trae una diversa selección de indie directamente desde Los Angeles, Ninja Tune Radio, con un elenco británico de artistas indie, Hospital Records Radio, donde encontraremos a los reyes del drum & bass del Reino Unido, y Levante FM, dedicada a la música clásica

Levante FM en particular es bastante graciosa, ya que Giovanni, su DJ, habla en italiano, y no duda en expresar sus críticas hacia el festival y el tipo de música que promueve. Aunque los comentarios del DJ no estén subtitulados, no resultan difíciles de entender, con lo cual la emisora puede resultar fuente de risas en algunos momentos. Y eso sin mencionar lo divertido que es correr mientras suena la Obertura de Guillermo Tell, la Cabalgata de las Valkirias o la Obertura 1812.

Quizá se echa de menos una emisora centrada en el rock, un estilo que cuenta con canciones apropiadísimas para un juego de conducción, aunque quizás no terminaría de cuadrar con el ambiente del festival. Aún así entre la banda sonora nos encontramos con sorpresitas como Train in Vain de The Clash o Debaser de los Pixies.

Y al igual que el primer Horizon, disfrutaremos de un juego completamente doblado al castellano (a excepción de Giovanni en Levante FM), con cada voz tenida en cuenta, sin ir mas lejos y como cabe esperar, la de ANNA, que nos guiará siempre en español. 


 FÍSICAS/CONTROLES 

Como ya ocurría con el primer Horizon, Forza Horizon 2 se benefícia del motor de físicas de Forza Motorsport 5. Aunque en esta ocasión la balanza está algo más inclinada hacia el lado arcade, seguiremos viendo una representación bastante realista del comportamiento de la suspensión, transferencias de peso, e incluso las diferencias entre llevar un tracción delantera, trasera, o 4x4.

¿Tu sueño es ser Carabinieri y patrullar por los campos? Poder, puedes.

Del mismo modo, los cambios de superfície afectan a la conducción. Donde más a gusto nos sentiremos es sobre la carretera, pero conducir sobre tierra y campos supone todo un desafío con según qué coches, mientras que todoterrenos como el Jeep Wrangler o el Land-Rover Defender 90 se sienten comodísimos sobre estas superfícies y podremos ir rápido sin sufrir demasiado. Y luego entra en juego la lluvia, que nos restará muchísimo agarre y hará que tengamos que ir mucho cuidado tanto en frenada, vigilar la transferencia de pesos al dar una curva, y tener mucho tacto al dar gas saliendo de curvas, especialmente con coches de tracción trasera.

Las sensaciones con mando son muy buenas. Se da muy buen uso de la vibración de los gatillos, haciéndonos sentir cada cambio de superfície, bloqueo de frenos o patinada de ruedas, y proporcionando una experiencia muy satisfactoria como viene siendo marca de la casa, y es que la saga Forza, tanto en su vertiente Motorsport como en Horizon siempre se ha caracterizado por proporcionar un muy buen control con el mando.

Uses mando o volante, conducir esta VW Bus T1 es siempre igual de divertido.

Con volante la experiencia mejora notablemente. El volante usado para la ocasión ha sido el Thrustmaster TX Racing Wheel, con embrague y cambio en H, que proporciona unas sensaciones más allá de lo que podamos experimentar con el mando. El force feedback se encarga de hacernos sentir cada superfície y cambio, y también hace sentir cada coche completamente distinto mediante la dureza y grado de giro de la dirección. Por ejemplo, en un BMW X5 nos encontraremos con una dirección suave que se ve poco afectada por los cambios de superfície, mientras que en un Renault Clio Williams nos encontraremos ante una dirección más dura, un mayor radio de giro, y sentiremos muchísimo más los cambios de superfície. En definitiva, magnífica implementación del control, tanto con mando como con volante.

Para ayudar a ajustar la dificultad de la conducción, tendremos a mano en opciones el clásico menú de ajustes de la misma, donde podremos elegir qué tipo de ayudas a la conducción queremos usar, la dificultad de los drivatares, o los daños, siendo gran novedad en Horizon 2 la introducción de daños mecánicos, en adición a los estéticos, lo que implica que además de una mayor suma de dinero al ganar una carrera, nos exponemos a dejar inutilizado nuestro coche en caso de accidente grave, por lo que si desactivamos el rebobinado, nos veremos obligados a reiniciar. Tan realista y complicado como queramos, en definitiva.

Quitar el rebobinado en Horizon 2 será algo que pensaremos dos veces. De verdad.


 IA/DRIVATAR  

Forza Horizon 2 usa el mismo sistema para la IA que Forza Motorsport 5, el sistema llamado "Drivatar". Dicho sistema recoge datos de nuestra forma de conducir y crea un perfil en base a ellos que se asemeje lo máximo posible a cómo pilotamos nosotros en el juego. Cuantas más horas echemos y más kilómetros recorramos, más fiel será nuestra representación virtual.

El juego puebla el mundo de Horizon 2 con estos drivatares, que serán los drivatares de, por un lado, la gente que esté en nuestra lista de amigos, y por otro lado, los de aquellos jugadores cuyo estilo de conducción, nivel y habilidad se asemejen a los nuestros. Y cuando entremos en una carrera, competiremos contra estos mismos drivatares.

Es increíble lo que llegan a parecerse los drivatares al jugador que representan, algo que salta a la vista si conocemos a la persona y su estilo de conducción. Además, presentan un reto duro, especialmente en las dos dificultades más altas.


 ¿No es para ti intenso ir por el campo de noche lloviendo? Prueba a hacerlo con mas gente.

Lo bueno de este sistema es que por un lado, veremos a los drivatares cometer errores muy humanos, pero al mismo tiempo son conscientes de nuestra presencia en pista y pocas veces nos embestirán o actuarán como si no estuvieramos en la carrera. En general la experiencia resulta bastante natural y no da la impresión de estar corriendo contra una IA, sino de estar metidos en una carrera multijugador.

Además, y como ya ocurría en Forza Motorsport 5, nuestro drivatar correrá contra otros jugadores, y cada día podremos recoger los créditos que haya ganado corriendo contra nuestros amigos.


 HUD 

Otro signo de la evolución de Horizon 2 como título en sí mismo y aparte, juego next-gen, se encuentra en el estilo de la interfaz y los menús. Mientras el primer Horizon basaba los menús en texto casi exclusivamente, haciendo uso de un estilo impactante, con letras que resaltaban en mayúscula, con tonos rosa por doquier, y por lo general un estilo desenfadado acorde al trasfondo de festival de música, Horizon 2 opta por una interfaz más moderna y sobria, no por ello no interesante, ya que sigue siendo muy visual, y ahora más clara, limpia y organizada

Los menús son mas intuitivos y sencillos de navegar que nunca.

Los menús se inspiran en el menú Modern UI de la propia Xbox One o Windows 8, dividiendo cada sección en fichas por las que nos movemos, y cada apartado dentro de cada ficha dividido en cuadrados, con fondos relevantes a su función, ya sea información del progreso, una foto del coche de un rival, o simplemente una foto del mapa con nuestra posición actual para decorar el botón del mapa de juego.


 MAPA 

El mapa es mucho mayor que el del primer Horizon, y si bien no es el mapa más grande creado en un juego de estas características, compensa por su variedad y diversidad. Siempre hay algo que ver, rara vez sentiremos estar en medio de la nada en un sitio genérico, y la primera vez que recorramos el mapa en toda su extensión sentiremos una sensación de completa libertad, de poder coger cualquier ruta y visitar cualquier sitio donde nos alcance la vista, de una forma que pocos juegos son capaces de transmitir.
Y para contribuir a ello, es por supuesto igual de importante el tamaño como la localización. El primer Horizon apostó por una recreación a escala basada en el estado real de Colorado, en Estados Unidos, capturado de forma bastante fiel aunque con grandes licencias creativas. Para esta ocasión, se ha optado por traer el festival al sur de Europa, concretamente a versiones adaptadas del sur de Francia y el norte de Italia, es decir, de los mejores lugares del mundo para un evento automovilístico así

 Y esto es lo que se siente al recorrer el mundo de Horizon 2 desde tu coche.

En esta ocasión también se han tomado licencias creativas, pero los lugares son perfectamente reconocibles, desde las ciudades reales como Niza o Sisteron, a las ficticias como Castelletto que incoporan elementos de diversas ciudades como pudieran ser Amalfi. Incluso encontraremos la abadía en ruinas de Vaux-de-Cernay.

El juego se beneficia además de no sólo un mayor tamaño de mapa (el doble que el mapa de Colorado del primer Horizon) si no de esa libertad de acción y movimiento, ya que mientras que el primer Horizon fue más bien un mundo de carreteras abiertas, donde a pesar de poder circular por donde quisiéramos, nuestros movimientos se limitaban a las carreteras asfaltadas más un pequeño número de pistas de tierra, pero todas delimitadas (aparte de excepciones como el famoso campo de golf, que por cierto, vuelve en Horizon 2, más grande, más realista, y más divertido de recorrer) mientras que ahora, los límites se ciñen prácticamente a delimitar el tamaño el mapa, ya que a lo largo del mismo, pocos serán los sitios a los que no podamos acceder.

Con valor, cualquier coche puede ser un offroad.

Como mencionábamos, se ha cuidado que además de grande, el mapa sea interesante visualmente, de forma que tendremos ciudades grandes, como Niza, para poder deleitarnos realizando carreras callejeras al más puro estilo de película, pueblos pequeños y tranquilos, costeros y de interior, con muchos elementos que contemplar y recorrer: ruinas, puertos, un aeropuerto, carreteras, autopistas, caminos, valles, montañas, campos, bosques, viñedos... En definitiva, todo un auténtico mini-mundo por descubrir.

¿Y si en vez de patrullar, cometes temeridades al volante? Nadie lo impedirá.

Y descubrir en el sentido más literal de la palabra, ya que uno de los objetivos del juego es descubrir todas las carreteras del juego recorriéndolas en su totalidad, lo cual sumado a otro elemento ya conocido del primer Horizon que son descubrir y romper carteles repartidos por todo el mapa, hacen que explorar tenga su recompensa. En esta ocasión, los carteles no sirven para obtener descuentos en el taller (se obtienen mediante mejoras, de las que hablaremos a continuación) si no para obtener Puntos de Experiencia. 150 carteles en total, más concretamente, deberemos de encontrar 50 de 1000 PE, 35 de 7500 PE, y 15 de 15000 PE. ¿Los 50 restantes? Carteles de viaje rápido, que a medida que vayamos rompiendo nos darán un descuento para el viaje rápido, hasta poderlos hacer gratis al destruirlos todos. Para ayudarnos a localizarlos, si pasamos cerca de uno, se nos mostrará de forma clara en el radar, muy sencillo.

Y si bien en el primer Horizon teniamos la opción de comprar el llamado "mapa del tesoro" (que nos desvelaba la ubicación de todos los carteles ocultos tras un pago, tras un pago de 5 tokens) esta vez, en la versión de Xbox One, no estará disponible, habrá que hacer búsqueda manual, ya sea con ayuda o no de otras personas. (Si que podemos afirmar que en la versión de Xbox 360 si existe aún, y se puede comprar por 300.000 cr pulsando LB o RB en el mapa)

Pero como no, en Playground se preocuparon por hacer que todo lo demás siga siendo realista, incluyendo el tráfico o los peatones. El tráfico esta vez se compone de viejos coches conocidos de anteriores Forza, en un esfuerzo por intentar poner coches de la antigua lista que encajen lo mejor posible en el tráfico, completos con matrículas, intermitencias al girar, claxonazos y luces si nos ponemos en riesgo de choque, y luces de emergencia en caso de colisión. La ventaja es que son modelos de alta calidad, y que prácticamente pasan por un coche más del juego, por lo que sobre todo en fotografía, se agradece mucho.

Si. Es un coche del tráfico. De verdad.

Por su parte, los peatones están más vivos que nunca. Si bien no podremos nunca ponernos en situación de poder golpearles, ya que están siempre tras vallas, bolardos o escaleras, como es de prever, vemos que harán vida casi normal, andando, entrando y saliendo de edificios, apoyados en balcones, sentados o andando, pasando el día en la playa, y por supuesto, haciendo piña en el festival Horizon.

Algo que sí podremos golpear, como es de esperar, son la mayoría de objetos que nos encontremos por el camino, más que nunca antes. Elementos muy grandes como quitamiedos o árboles maduros seguirán siendo tan resistentes como es de esperar (lo cual es un reto añadido a la hora de hacer carreras entre ellos, sobre todo de noche) pero algunas de sus ramas bajas, árboles pequeños, arbustos y flores (que se aplastan a nuestro paso), farolas, marquesinas, señales, palés, vallas, o incluso scooters aparcados en ciudades podrán ser apartados de nuestro camino por las malas, por lo que la cantidad de detalles y diversión se ven multiplicados con respecto al primer Horizon.


 ACTIVIDADES 

Ya hemos visto en el apartado de mapa un par de cosas que podemos hacer en el mundo de Horizon 2 además de hacer la historia base del juego, explorar carreteras y romper carteles de bonificación, pero por supuesto, ahi no acaba todo. Horizon 2 está pensado para darnos horas de diversión mas allá del modo de carrera inicial, tanto individualmente como en línea, con multitud de cosas que hacer, las cuales vamos a detallar en este apartado.

Como siempre, tenemos otros competidores en el festival recorriendo las carreteras de forma aleatoria, solo que esta vez, Horizon 2 se beneficia del sistema de Drivatares de Forza Motorsport 5 como explicamos antes, por lo que la gente que veamos serán jugadores reales, amigos incluidos, conduciendo al estilo de la persona real. Esto además es interesante al hacer un duelo cara a cara (otro elemento recuperado del primer Horizon, por el que podemos retar a cualquier conductor del festival poniéndonos detrás y pulsando el botón "Ver") ya que esta vez los conductores tomarán atajos campo a través o por donde sea posible recortar camino, de forma humana y totalmente realista, por lo que no será ya una simple mini-carrera, sino un pique en toda regla por llegar como sea el primero, en el que deberemos tomar la ruta más corta posible, aunque eso requiera cruzar un bosque y tener que ir esquivando árboles.

Gracias a los drivatares, vencer a un One-77 a bordo de un Clio es posible, y divertido.

Para dar mayor valor a los duelos, de vez en cuando nos encontraremos con algunos conductores marcados en el radar con un icono amarillo CR, además de que ANNA, nuestra asistente virtual (de la que luego hablaremos en profundidad) nos avisará de ello. Son conductores que dan un plus sustancioso si conseguimos ganarles, lo cual aporta una motivación extra para correr con ellos de vez en cuando.

En el menú de estadisticas podremos revisar qué llevamos hecho y que nos queda por hacer.

Y por supuesto, el modo Rivales vuelve, para poder hacer un tú a tú más personal y sudar por ser el mejor de nuestra lista de amigos. Como es costumbre, podremos acceder al modo rivales desde el menú y elegir específicamente cual hacer en qué carrera, o directamente al acabar cualquier carrera se nos ofrecerá la opción de competir contra un amigo o usuario con un tiempo a batir ajustado a nuestro resultado.

Como es costumbre, si vencemos a un rival se nos proprondrá cada vez uno mas dificil, a la par que aumentan los beneficios, aunque como esta progresión de dificultad es bastante suave, podremos hacer varios sin tener que sudar mucho.

 Cada cierto tiempo veremos notificaciones con nuevos tiempos a batir en el menú rivales.

Y otra novedad de Horizon 2, relacionada entre otras cosas con el modo rivales, es un nuevo tipo de fantasma para los mismos, mucho mas sutil a cortas distancias, lo cual nos permitirá saber donde está nuestro rival, pero permitiendonos ver la carretera sin distracciones ni molestias mayores.

No podemos olvidar hablar de otro elemento clave del primer Horizon que vuelve, y que ya vimos por encima antes, los puntos de habilidad, otorgados por realizar maniobras arriesgadas o de precisión, como ir a toda velocidad, romper cosas, adelantar rivales, hacer una vuelta limpia, o simplemente derrapar, tanto conduciendo de modo libre, como en carrera, donde se suman a nuestro fondo tanto los créditos obtenidos, como los puntos de experiencia que nos permiten subir de nivel y los puntos de habilidad. Cada vez que consigamos una determinada cantidad de puntos de habilidad, se nos dará un punto que podremos canjear por diversas mejoras, como obtener un descuento en las piezas del taller, aumentar el límite del multiplicador de habilidad, poder hacer viaje rápido a cualquier parte del mapa o poder obtener mejores premios en la Wheelspin, de la que hablamos ahora.

 Necesitaremos hacer muchas maniobras para tener todas las mejoras, pero valdrá la pena.

Según sumemos puntos de experiencia, al igual que en el primer Horizon, iremos subiendo niveles, y la gran novedad es que ahora cada nivel cuenta, ya que nos otorgará una tirada en la Wheelspin, algo que ya vimos en el primer Horizon en el modo online, y que salta al modo un jugador, que es básicamente una ruleta de premios por la que aleatoriamente podremos ganar créditos o coches, de valores diferentes.

Básicamente el juego te recompensa simplemente por hacer chulerías. ¡Todo tiene premio!

Y caso de tener acreditación VIP (como explicaremos mas tarde) tendremos bonificaciones especiales, ya que si ganamos dinero, obtendremos el doble de lo que nos toque, y si es un coche, ganaremos tanto el coche como el valor del mismo en dinero.

El sistema de muñequeras del primer Horizon también ha vuelto, aunque debido a cómo está estructurado el juego, su presencia es meramente testimonial, ya que no tenemos restringido el acceso a ningún campeonato. De este modo el sistema queda reducido a asignar un color en función del nivel que seamos. Esto probablemente se deba a que ahora nuestro nivel se aplica tanto en un jugador como en multijugador, pudiendo ganar puntos y subirlo en ambos modos, con lo cual el sistema de muñequeras tradicional no tendría cabida en el modo multijugador.

Otro elemento más de vuelta son los coches abandonados, con la misma mecánica del primer Horizon. Se nos comunicará el rumor de un coche abandonado en una zona, tanto por la voz de Ben, como por un aviso en pantalla. Se nos indicará en el mapa un radio de busca, donde deberemos de encontrar el sitio exacto donde se encuentra el coche guardado. Tras encontrar el coche, este pasará a manos de Ashley para que lo restaure, y poco después podremos recogerlo en el garaje, bajo su propia sección de coches abandonados. En esta ocasión serán 10 coches, de todas las épocas (hasta los 80) marcas y tipos, siendo mucho más variada y realista que nunca la lista de coches que descubriremos.

 Siempre es emocionante ver este texto. Sobre todo sin saber qué te va a tocar.

Además, al igual que en el primer Horizon, los coches van saliendo de forma aleatoria, por lo que nunca sabremos cúal será el siguiente en salir, e ir al lugar donde está el coche antes de que nos avisen no servirá de nada. 

¿Que nadie abandonaría un Alpine A110? Cosas peores se han visto. En la vida real.

Por último, los radares de velocidad, como no, vuelven a Horizon 2, con la misma mecánica de siempre. Tenemos radares normales, que guardan la mejor velocidad al pasar por ellos, pudiendo compararla con nuestros amigos para intentar ganarles, y zonas de velocidad, que son como radares de tramo, es decir, una sección de carretera con radares al principio y al final de la misma, en la que lo que se mide es la velocidad media en dicho tramo, por lo que la dificultad reside en intentar mantener la máxima velocidad posible, algo a veces difícil ya que para mayor reto, estos tramos suelen estar en sitios complicados, como curvas, cambios de rasante, etc.


Los radares vuelven a convertirse en algo positivo. A no ser que te piques mucho con un amigo.

Además de estos elementos ya conocidos del primer Horizon, otra de las novedades de Forza Horizon 2 son las llamadas experiencias vitales. Su mecánica es simple: a lo largo del mapa encontraremos 30 iconos de coches sobre fondo verde, que son dichas experiencias, divididas en fases de 15 experiencias cada una. Al llegar a una de ellas, encontraremos un coche aparcado, que puede ser desde un coche mas o menos normal, hasta un hiperdeportivo. Una vez nos acerquemos, podremos entrar en la experiencia pulsando ver, como cualquier otro evento, y empezaremos una prueba relacionada con el coche que estamos usando. Estas experiencias son de los mas variopintas, alternando entre batir una velocidad dada en un radar, hasta correr a fondo por una ruta entre árboles en la oscuridad de la noche.

Básicamente es un modo "haz salvajadas divertidas, que además te las sugerimos".

Pero aqui no acaba todo, ya que encontraremos otro icono en el mapa, de un parking, que nos dará acceso a otra novedad más relacionada con el mundo online, las concentraciones de coches.

 ¿Llevar un Clio Williams con aspecto de cordero y luego ganar a todos? Un buen plan sin duda.

Allí podremos juntarnos con otros jugadores equivalentes a nosotros, y contemplar sus coches, además de tener la opción, en caso de que su dueño asi lo tenga dispuesto, de comprar su tuneo y/o diseño de forma sencilla, o incluso, de comprar el modelo que hemos visto en la feria del automóvil.

Por supuesto, como buen punto de encuentro, podremos unirnos a eventos online que se vayan creando, como viajes por carretera en línea, empezando así el modo online (uno de tantos métodos para ello) del que hablaremos mas adelante en profundidad.


 COCHES 

Los verdaderos protagonistas de Horizon 2, como siempre, son los coches, y en esta ocasión encontramos una lista mas amplia y variada si cabe respecto al primer Horizon.

 Sólo en Horizon 2 es posible ver un Mercury Eight al lado de un Bugatti Veyron Super Sport.

La lista final de salida del juego se sitúa cerca de los 220 coches, la mayoría provenientes de Forza Motorsport 5 aunque con algunas bajas, sobre todo coches de carreras que no tendrían demasiado sentido en el entorno que plantea el juego. Pero como es de esperar, las novedades en la lista son muy jugosas: tenemos clásicos como el Ford Capri RS1300 o incluso un Willys MB, más conocido como el primer Jeep, usado en la Segunda Guerra Mundial, o modernos exóticos como un Tesla Model S o un Donkervoort D8 GTO, pasando por coches que se sitúan entre ambas categorías, como un Land-Rover Defender 90 o un Renault Clio Williams.

Con el añadido de la noche y el clima, y como ya mencionábamos antes, cada coche ha sido trabajado a fondo para poder añadir a cada uno de los más de 200 coches luces completas y limpiaparabrisas, tanto delanteros como traseros, que funcionan en condiciones de lluvia.

Y aunque en el garaje podremos ver el interior y como se abren las puertas, no hay un modo Forzavista per se como hubo en Forza Motorsport 5, por lo que no podremos explorar más allá del exterior a voluntad, sólo de forma automática.

Por último, es destacable que además de poder sufrir daños mecánicos de forma opcional, los daños estéticos han heredado como no el detalle de Forza Motorsport 5, por lo que los golpes lucirán como auténticas heridas de guerra.

 Incluso en un mundo virtual, dolerá ver nuestro coche de esta guisa.


 MEJORAS/PERSONALIZACIÓN 

Horizon 2 tiene, entre otras responsabilidades, la de ofrecer a los usuarios la máxima personalización posible para los coches, tanto por dentro como por fuera, dándonos la oportunidad de tener nuestro coche tan a nuestro gusto como queramos y sentir que llevamos algo realmente único y personal.


Tu Defender puede quedar como SUV moderno urbano, o monstruo offroad, al gusto.

Una de las grandes quejas del primer Horizon fue la falta de algunas opciones como cambios de planta motora, transmisión, o directamente el poder crear nuestras propias configuraciones de tuneo, y en Horizon 2 todas estas características estarán presentes, de forma que las opciones de personalización se ponen finalmente a la par con Forza Motorsport 5. ¿Una Ford Transit V8 con cambio ajustable y tuneada al milímetro? Ahora aquí también es posible, lo cual añade un punto extra de retos y opciones al jugador, ya que ahora ningún coche será idéntico al 100% de cara a competiciones y carreras.

Esperad como no ver de vuelta kits de carrocería para ciertos coches, algunos tan completos como el Land-Rover Defender, que ofrece un nivel de personalización muy destacable, siendo siempre interesante descubrir que sorpresas nos tienen preparadas para algunos coches.

Otra gran sorpresa es la introducción de nuevas llantas de forma significativa, con lo que por ejemplo, dispondremos de prácticamente el catálogo entero de llantas de HRE a nuestra disposición.


Será dificil que no haya una llanta a nuestro gusto en Horizon 2.

Y cómo no, aparte de poder compartir nuestros tuneos o conseguir otros, podremos como no hacer lo mismo con diseños y vinilos. El editor es idéntico al de Forza Motorsport 5, si bien la interfaz se ha actualizado y modificado ligeramente añadiendo un pequeño detalle, y es que ahora es posible cambiar el color de fondo al crear un nuevo grupo de vinilos, alternando entre blanco y negro, con o sin guías de fondo.

El negro se agradecerá al trabajar formas claras, o alternando con el blanco para ver contrastes.

Por lo que respecta a las formas de vinilo o los vinilos de fabricante, cero sorpresas, nos encontramos las mismas opciones que en Forza Motorsport 5, añadiendo como no vinilos de Horizon, Horizon 2 y emisoras de radio del festival. El sistema de pintado también es el de Motorsport 5, tanto en base (lados, frente, trasera, techo…) como en opciones para pintar (todo, por secciones, ruedas, incluidas las de serie) y tipos de pintura (mate, gloss, aluminio, madera…).

Mismas formas, pero nuevos retos.

Pero no todo son buenas noticias. Por desgracia no será posible transferir nuestros grupos de vinilos y diseños desde Forza Motorsport 5 (recordemos que era posible transferir los de Forza Motorsport 4 al primer Horizon) así que toca empezar de cero, si bien una cara positiva es que es una oportunidad para crear diseños totalmente originales sabiendo que nadie más lo tendrá, al menos los primeros días o semanas.

Eso si, al igual que en Forza Motorsport 5, la gente podrá usar nuestros diseños y tuneos, no sólo en las concentraciones de carrera, si no de forma manual en el menú de diseños y/o tuneos. 

Y al igual que en FM5, cuanto más use la gente nuestras creaciones, más dinero ganaremos, teniendo además un estatus. Si un diseño llega por ejemplo a estátus élite, podremos ver cifras de 5 números añadidas regularmente a nuestra cuenta.


 MODO FOTO 

Los aficionados a la fotografia están de enhorabuena, ya que esta vez el juego se aprovecha mas que nunca del sinfín de oportunidades que brinda el escenario, los coches, y los gráficos para hacer fotos espectaculares, algo que no es nada difícil, ya que las opciones que brinda son exactamente las mismas que las de anteriores Forza, pudiendo ajustar la exposición, apertura, brillo, contraste, etc.

Cualquier foto es una gran foto en Horizon 2, has de hacer una mal a propósito.

Algo que sí que ha sido añadido de forma indirecta, es un logro basado en otro nuevo reto llamado Promoción Horizon, basado en fotografiar todos los coches del juego, incluyendo el tráfico, por lo que añade un elemento más de exploración y coleccionismo.

Además, para facilitar esta labor, una de las mejoras es ubicar un icono sobre cada coche necesario para completar la Promoción, aunque en el menú de progreso podremos siempre consultar manualmente que coches hemos fotografiado y cuales no.

Se nos pagarán 1000 créditos por cada coche fotografíado (incluyendo los del tráfico), además de una prima cada vez mayor por cada 20 coches fotografiados, y además al desbloquear la Promoción Horizon, se nos dará una pequeña ayuda para acceder al modo fotografia de forma más rápida, pulsando arriba en la cruceta, lo que nos ahorrara tener que pausar y recorrer el menú para ello. En cuanto hayamos fotografíado 220 coches distintos habremos finalizado la Promoción, aunque con cada pack de coches por DLC se aumentará ese número, de modo que ahora, con un pack ya a la venta, podemos conseguir otra prima por fotografíar 240 coches, aunque por cada coche nuevo que fotografiemos después se nos seguirán pagando 1000 créditos


 ONLINE Y MULTIJUGADOR 

Tenemos dos opciones para jugar en línea: Viaje por carretera online y Conducción libre online. Tan sólo hemos de pausar el juego y ir a la pestaña "Social", y seleccionar el modo que queramos, al que entraremos de forma instantánea sin tiempos de carga.

La variedad de Horizon 2 permite carreras de lo mas variopintas.

En Viaje por carretera online, correremos con 11 jugadores más (ya sean amigos, miembros de nuestro club o jugadores aleatorios) siguiendo la misma estructura que en el modo de un jugador. Haremos un viaje por carretera a un destino, en el que aquí sí nos interesa llegar los primeros si queremos conseguir el máximo de puntos de experiencia, y una vez allí correremos un campeonato de cuatro carreras, sólo que ésta vez se añaden pruebas de Rey e Infectado, viejos conocidos del multijugador de Forza, así como carreras por equipos. Una vez finalizado el campeonato, seguiremos el viaje hasta el próximo destino para participar en otro campeonato, pudiendo votar a qué lugar queremos ir, aunque la clase y tipo de coche se decidirán aleatoriamente.

Luego, en Conducción libre online, tenemos todo el mapa para nosotros, pudiendo hacer lo que más nos apetezca, y de forma totalmente libre. Podemos ir en busca de carteles, coches abandonados, completar experiencias vitales, explorar las carreteras, etc. aparte de competir en carreras. Incluso en una partida de 12 jugadores podemos encontrar que dos de ellos están completando experiencias vitales cooperativas, mientras otros dos están buscando carteles por el mapa, y los ocho restantes están compitiendo en una carrera. 

Cuidado con qué coche vas, o puedes acabar escaldado sin darte cuenta.
 
Además en esta ocasión, y al contrario del primer Horizon, tendremos tráfico sincronizado para todos los jugadores, de modo que todos verán exactamente el mismo tráfico.


 CLUBS 

Los clubs vuelven en Horizon 2, aunque su funcionamiento es distinto a lo que pudimos ver en el primer Horizon. Lo primero será elegir qué queremos hacer: Unirnos al club de un amigo, a un club sugerido por el juego en base a nuestra habilidad y estilo de juego, o directamente crear nuestro propio club. Dichos clubs tienen ahora una capacidad de hasta 1000 jugadores, con lo que son aptos incluso para comunidades internacionales.

Forza Club España, nuesto club. ¡Abierto para todos!

En el caso de querer crear nuestro propio club, deberemos elegir un nombre (máximo 24 caracteres), luego una abreviatura (entre 3 y 4 caracteres), después una región, que puede ser o bien un continente o bien global, después una actitud (profesional, para todos, relajado...), un interés (tuneo, drift, viajes por carretera, exploración...), configuraremos los ajustes de privacidad (abierto, sólo para amigos, mediante invitación, o privado) y por último la descripción (con un límite de 200 caracteres). Una vez creado nuestro club, tenemos total control sobre el. Podemos nombrar colíderes, ceder el liderato a otro miembro, expulsar a miembros, etc.

 Al más puro estilo Bender, si no nos gusta un club, podemos crearnos uno nosotros.

Una vez seamos miembros de un club podemos crear un garaje compartido (como en Forza Motorsport 4), colgar mensajes en un tablón para que puedan leerlos todos sus miembros, medirnos frente al resto de miembros en los distintos desafíos y carreras del juego, e incluso intentar subir en el ranking del propio club, el cual se mide por los puntos de experiencia logrados en el juego. Cada vez que alcancemos un nuevo nivel en el ranking, ganaremos una bonificación de créditos. Dicho ranking es semanal, así que cada semana podemos intentar quedar lo más arriba posible.

Además, los puntos de experiencia que ganemos se suman al total de puntos del club, sitúandolo en un ranking mundial y brindando la oportunidad de "picarnos" con otros clubes. Rivalidad en su máxima expresión.


 KINECT 

Por supuesto Horizon 2 se aprovecha del nuevo Kinect de Xbox One, y una gran novedad de Horizon 2 es ANNA, siglas que corresponden a "Asistente de Navegación Natural Automatizada" (a quien en castellano pone voz la actriz de doblaje Yolanda Pérez Segoviano), y que es básicamente eso, una asistente digital que responde a nuestros comandos de voz, y nos ayudará entre otras cosas, a establecer rutas para la siguiente carrera de un campeonato, el garaje más próximo, o darnos ideas de qué hacer, entre otras cosas. Muy útil para ahorrar tiempo evitando abrir el mapa y poder así ir directos a la acción. 

Eso sí, al contrario que en Forza Motorsport 5, aquí no encontramos opciones de headtracking, aunque parece ser que se debe a que Kinect se queda funcionando bajo mínimos durante el juego, para aprovechar al máximo la potencia de la consola.


 DLC 

Forza Horizon 2 se caracteriza por no tener una edición coleccionista, cosa que sí ha ocurrido en el pasado en todos los títulos Forza. Si bien existe una edición Day One para las primeras copias en ser vendidas, que ofrece tres coches del juego (Mercedes-Benz A 45 AMG, Ford Fiesta ST, y Dodge Challenger SRT8 392) especialmente tuneados y decorados para el uso y disfrute de los usuarios de esta edición.

También, como en otras ocasiones, cuatro coches del juego (Audi RS4 Avant, BMW M6, Ferrari California y Lamborghini Gallardo LP570-4 Superleggera) son repartidos entre varias cadenas de tiendas de videojuegos, como GAME, GameStop o MediaMarkt, a modo de bonificación por reservar el juego.

Es por esto que las diferencias normalmente encontradas en el propio juego según versiones ahora se reducen a la Acreditación VIP Forza (20 €, o 10 € si ya somos VIP en Forza Motorsport 5), que ofrece una serie de ventajas como reconocimiento en el juego, mejores premios en el Wheelspin que explicamos antes, y eventos multijugador y regalos de la comunidad Forza exclusivos. Además, como valor añadido, obtendremos acceso a cinco coches exclusivos para VIP también, el Tesla Model S, el Lamborghini Urus, el Ferrari 330 P4, el Donkervoort D8 GTO y el Mercury Eight.

Además está el paquete de coches de lanzamiento, totalmente gratuito, y que contiene ocho coches: El Ford Focus RS de 2003, el Land Rover Defender 90, el Renault Clio Williams, el Ford Mustang GT de 2015, el Buick Regal GNX, el Cadillac Escalade ESV, el Abarth 595 esseesse, y la Ford F-100

Así es, ¡estos ocho coches son totalmente gratuitos!

Pero por supuesto, queda lo más importante, el programa de DLC's mensual, que funciona de la siguiente forma:

Existen un total de seis paquetes DLC, que irán siendo lanzados cada mes (el de Octubre ya ha sido lanzado como os informamos hace poco), con cinco coches cada uno, costando un total de 5 € cada uno.


  Forza siempre sabe como sorprender con sus DLC, cuando toca meter coches nuevos.

En el caso de este primer pack de Octubre, por ejemplo, se ha añadido un sexto coche extra, un BMW M5 E28 de 1988 gratis para todos los usuarios, para que todos puedan disfrutar de al menos de un coche nuevo sin un desembolso extra.

Y por último, también podremos adquirir un Abono Automovilístico que nos permitirá con un solo pago tener acceso a todos los DLC que salgan, ahorrando el equivalente a uno de ellos respecto a pagar cada uno de forma invidivual.

Además, para los dueños de un Abono se les da acceso a un coche exclusivo, el Noble M600, con lo que si estamos interesados en el DLC, es la mejor forma de llegar a el.


 CONCLUSIÓN  

Horizon 2 ha demostrado ser la segunda parte perfecta, refinando el concepto pero manteniendo su personalidad, y como no, expandir todo lo demás. Coches, mapa, sonidos, carreras, opciones, actividades... la lista es interminable, y es que no hay un sólo apartado que no haya sido llevado al siguiente nivel en Horizon 2.
Horizon 2 sin duda es un juego para todos, un juego que ya está consiguiendo en gran medida la famosa meta de Turn 10 citada por Dan Greenawalt, de convertir a jugadores en amantes de los coches y viceversa, ya que gracias a su planteamiento, la sensación de libertad y de diversión no acaba nunca, y es que siempre habrá algo que hacer, aunque sea simplemente pasear con nuestros coches por el mapa, escuchando música y disfrutando de las vistas y las sensaciones. Si tenéis una Xbox One es un juego imprescindible, aunque no os fascine particularmente el género de conducción.


Y si bien Horizon tuvo la dificil tarea de convencer tanto a propios como extraños, así como ser la gran prueba de fuego y hacer que Forza dejara de ser una saga propia para ser una franquicia, el experimento funcionó de sobra, y Horizon 2 ya se postula tanto por crítica profesional como de jugadores como uno de los mejores juegos de coches jamás creado, ya que podremos vivir prácticamente cualquier experiencia que pudieramos tener en cualquier tipo de juego de coches, todo en un sólo juego, y además de forma homogénea y natural, sin forzar nada.
 
Desde luego, Playground Games y Turn 10 han puesto el listón muy alto, y no hay juego que se acerque siquiera a la enorme cantidad de oportunidades que ofrece el juego como ya habéis podido comprobar. No dejarse en el tintero algo que contar sobre qué poder hacer es casi imposible, y sean cuales sean nuestros gustos ante un juego de coches, podremos personalizar nuestra experiencia en base en ellos. Podemos decir sin miedo y bien alto que Horizon 2 es el mejor juego de coches que ha aparecido en consola en muchos años.

Así pues, si tras este análisis no sentís aún ganas de jugar a Horizon 2, comprobadlo por vosotros mismos probando la demo o alquilándolo si os es posible, y veréis por qué todo el mundo una vez lo prueba, queda enganchado. El concepto de juego del primer Horizon, junto con el motor de Motorsport 5, y el espíritu de clásicos como PGR aprovechados como nunca. ¿Qué más podemos pedir a un juego de coches? 

En el sur de Europa encontraremos la respuesta, ¡esperamos veros allí!

 
Análisis redactado por César García, Juli Lirón y Jorge Martínez.

2 comentarios:

Pinsho dijo...

JUE-GA-ZO!!!

Alvaro Torres dijo...

Hola tengo el horizon 2 para la one y tengo una duda: puedes cambiar de coche mientars estás conduciendo? Es decir, sin necesidad de ir al garaje, porque me acuerdo que en la versión de 360 se podía pero en la one no he podido. Gracias y una gran review.

Publicar un comentario en la entrada

Comenta sobre esta noticia...

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...