martes, 16 de enero de 2018

DISPONIBLE HOY EL PACK DLC TOTINO'S PARA FORZA MOTORSPORT 7


Por fin ha llegado el día, y es que tras la espera más larga de lo normal ya tenemos ante nosotros el Pack DLC Totino's de enero, y la espera sin duda ha merecido la pena.

Tras el pack anterior, que dejó un sabor agridulce en las bocas de muchos, Turn 10 ha decidido apostar muy fuerte, nuevamente por la diversidad, pero intentando calar lo más hondo en los gustos de nichos particulares del mundo del motor, con coches más "esperados" de ver un día en Forza, pero no por ello menos sorprendentes.

Empezamos así con el que seguro que más alegrías levanta, ya que cualquier coche de competición moderno en Forza Motorsport nunca está de sobra, ahora menos que nunca. Y un buen ejemplo es el BMW M6 GTLE #24 BMW Team RLL de 2017 que veis en cabecera.

Y es que en el mundo de la competición todo va tan rápido que el M6 ya tiene sustituto en su categoría, el M8, que aún tiene que hacer su debut propiamente dicho. Pero por supuesto, el M6 no está ni mucho menos anticuado. Tras ganar la final del IMSA WeatherTech en Petit Le Mans, junto con victorias en Watkins Glen, Mosport, y Laguna Seca, y cuatro otros resultados en podio, llevó al coche a acabar segundo lugar en puntos de fabricante. El Equipo RLL durante dos años logró esos resultados llevando al M6 de motor V8 biturbo al máximo, por lo que disfrutará un merecido retiro en Forza Motorsport 7.

Las novedades restantes, a continuación.



1997 Lotus Elise GT1



Muchos conocéis de sobra los nombres de Mercedes-Benz CLK-GTR, Porsche 911 GT1, o McLaren F1 GTR, coches que comparten algo en común, eran bestias que tomaban coches ya de por si deportivos de base (a veces, teórica) y los llevaban a un nivel totalmente desconocido para competir en la categoría reina de la época, si bien era necesario homologar un número de unidades para la calle, unidades que precisamente ya teníamos de los coches anteriormente mencionados, y a los que ahora se une el mítico Lotus Elise GT1.

El GT1 usaba el chasis de aluminio original, pero la carrocería se modificó para mejorar la aerodinámica, toda ella compuesta de fibra de carbono. Ello junto a un V8 Type 918 Lotus de 3,5 litros biturbo y un cambio secuencial de seis velocidades Hewland, lo convertían en el monstruo que era de esperar, si bien algunos equipos optaron por un motor Chevrolet V8 LT5 de 6 litros.

Desafortunadamente, la fiabilidad no fue su fuerte, y de los siete chasis jamás construidos, el mejor resultado en carrera fue una quinta plaza en Helsinki. Pero por supuesto en Forza, al igual que otras tantas historias tristes del automovilismo, tiene su segunda oportunidad para brillar.

1967 Nissan R380 II



Continuamos bajando en la historia de la competición hasta llegar al R380 II, cuya historia os contamos a continuación.

Antes de su fusión con Nissan en 1966, la Prince Motor Company construyó el R380 para competir en el Grand Prix Japonés contra los todo-poderosos Porsche 904. Tras la fusión, el R380 II fué el resultado del nuevo desarrollo por Nissan, usando aún el motor Skyline G de seis cilindros en línea desarrollado por Prince

El chasis era un Brabham BT-8 modificado, y el motor se adaptó para la competición con una cifra cercana a los 220 cv, con tres carburadores Weber. Prince vió el éxito contra el nuevo Porsche 906 en 1966, ganando el Grand Prix, pero en 1967 a pesar de todo lo trabajado on el R380 II, los 906 volvieron a dominar con mano dura. Pero Nissan decidió no dejarlo ahi, llevandolo al Yatabe Test Track, donde batió siete nuevos récord de velocidad sobre tierra. Un final bastante alegre para compensar.

1970 Citroen 2CV



La gran noticia aqui es doble. Primero, Citroën ha vuelto a Forza tras unas largas vacaciones, y lo hace con uno de sus grandes iconos, el incombustible 2CV.

Ofrecido originalmente con esa potencia, el 2CV, con su motor bicilindrico refrigerado por aire entregó de 9 hasta 33 cv a lo largo de su longeva vida desde 1948 a 1990. A pesar de su simplicidad, con un cuadro de instrumentos en el que sólo había un velocímetro (que de paso alimentaba los limpiaparabrisas) el 2CV era sorprendentemente cómodo, ya que el requerimiento original de diseño era muy particular, ya que debido a su concepción como vehículo para motorizar a la francia rural de la post-guerra, se exigia que pudiera transportar huevos frescos a través de un campo lleno de baches sin dañarlos

Y aunque nunca fué rápido, fue muy capaz, y gracias a ello y a su diseño (además de ser nada menos que un coche Bond) se ganó el estátus de mito muchos años antes del fin de su producción. Y ahora ese pedazo de historia esta por fín en Forza Motorsport 7.

1968 Subaru 360



Y de Francia pasamos a Japón de nuevo, con un equivalente al 2CV, el Subaru 360.

El 360 fué nada menos que la entrada de la marca nipona al mercado del automóvil, y por supuesto, entre ese aspecto y las regulaciones de Kei car tan famosas en Japón, con requerimentos de motores de menos de 360cc, tenía que ser algo humilde, pero coqueto.

Conocido como "La Mariquita", con su motor bicilindrico de 2 tiempos y 356cc montado atrás, y su sistema innovador Subarumatic que mezclaba aceite y gasolina automáticamente, logró colocar 392.000 unidades a lo largo de los 13 años de producción que tuvo, aunque sólo apenas 10.000 lograron llegar a Estados Unidos. Aquellos que lo hicieron lo lograron de la mano de Malcolm Bricklin, que posteriormente construyó el Bricklin SV-1. Su marketing fué directo: "Barato y Feo", y a pesar de la pobre adopción que naturalmente tuvo allí, el 360 sigue siendo el origen del éxito inicial de Subaru que la ha convertido en lo que es hoy, por lo que merece un respeto especial.

1993 Porsche 911 Turbo S Leichtbau


La familia de los 911 en Forza es otra mas de las cuales no ha hecho mas que crecer desde los inicios de la saga, y espacialmente ahora Porsche esta viviendo su segunda juventud en Forza, si bien es cierto que faltaba una generación que hasta ahora solo las versiones Hoonigan habían podido llenar, y que ahora lo hace con pleno derecho, la familia de los 964.


El 964 Turbo S fue el último 911 Turbo con tracción trasera (siendo integral desde el 993 hasta hoy), lo que implicaba menos peso, y más riesgo. Pero además, esta es la versión "Leichtbau" presentado en el Salón de Ginebra de 1992 como estudio de diseño, y los 86 coches que acabaron pasando a producción son considerados los 911 más exóticos producidos por el departamento exclusivo de Zuffenhausen.



Empleando kevlar para el capó, puertas de aluminio, y cristales extra finos, el Leichtbau logró recortar 180 kg respecto al Turbo S normal. Junto a los 20 cv adicionales que añadía al conjunto, el Leichtbau (que significa Construcción Ligera) lograba rizar lo que parecía ya un rizo perfecto.


1967 Volkswagen Type 3 1600 


En sus comienzos, Volkswagen llamaba a sus coches de una forma tan simple como sus diseños, como por ejemplo, el Type 1, que era por supuesto el Beetle, o el Type 2, el VW Bus

El Type 3 por su parte eran tres modelos, el Fastback, el Squareback, y este clásico diseño de tres volúmenes, el Notchback. Todos ellos se basaban en la combinación de chasis y motor del Type 1, aunque con diferencias, como su motor concreto conocido como "Pancake" por su bajo perfil que permitía mas espacio de carga.

En la suspensión frontal se incorporaban barras de torsión transversales con su propio subchasis que reducían las vibraciones interiores. Los Type 3 cada vez son más difíciles de encontrar, y el Notch es el mas raro de todos ellos, aunque por fortuna no lo será en su museo virtual de Forza Motorsport 7.

Trailer del pack:



El pack estará disponible a finales de la tarde por 6€ aprox. siendo gratis para los dueños del Car Pass.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta sobre esta noticia...

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...